CUANDO LA DIFICULTAD APRIETA...

  • Imprimir
CUANDO LA DIFICULTAD APRIETA...

El cansancio, la dificultad de la marcha, la dureza del sendero nos iguala a todos y aquí está su grandeza. En este escenario nadie es más que nadie. ¡Cómo se agradece el vaso de agua que refresca nuestra garganta!
¡Qué valor tiene ahora el gesto, el abrazo, la mirada...
Paso a paso tras el Simpecado, se aunan vivencias y emociones, plegarias calladas y lágrimas contenidas marcadas por un esfuerzo sobrehumano.

Se va en su busca como fuente que calma nuestra sed, como refugio de nuestros pesares, como guía de nuestra vida, como Madre y Maestra que conduzca nuestros pasos en el incierto caminar..
Por eso se peregrina.
Pensando en Ella
con el calor entre los pinos,
de noche, con las estrellas.
¡Yo quiero hacer el camino,
pensando en Ella!.

Igual que en la vida, cuando la dificultad nos aprisiona, cuando las fuerzas nos fallan, cuando el ánimo decae...nos agarramos a su carreta seguros que Ella dará el tirón para impulsar nuestra marcha.
¡Qué fuerza eres en nuestra vida, Rocío!

Leer más http://caminodebonares.blogspot.com/2011/06/cuando-la-dificultad-aprieta.html

Template Design Joomla